Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Blog
Por Lara Lombarte

Alergia a la proteína de la leche de vaca e Intolerancia a la lactosa, ¿en qué se diferencian?

¿Qué son?

La intolerancia a la lactosa (IL) es una reacción adversa alimentaria en la que no interviene el sistema inmunitario. Se define como un conjunto de síntomas gastrointestinales que presentan algunas personas tras la ingesta de alimentos que contienen lactosa debido a un déficit de la enzima lactasa.

La alergia a las proteínas de la leche de vaca (APLV) es una reacción adversa alimentaria de origen inmunológico que presentan algunas personas tras la ingesta de proteínas lácteas, principalmente a la betalactoglobulina y caseína.

¿En qué se diferencian?

Por un lado, en cuánto la sintomatología, en la APLV mediada por la inmunoglobulina E (IgE) la clínica puede aparecer desde unos minutos hasta las 2 horas después de la ingesta, en función del grado de sensibilización y la cantidad ingerida, la gravedad de los síntomas será variable. Además, se pueden dar síntomas por contacto cutáneo y también síntomas respiratorios por inhalación. Por otro lado, la IL se presenta como un síndrome clínico que puede presentar dolor, molestias abdominales, diarrea, flatulencia, distensión abdominal. La intensidad de su manifestación es diferente de unos individuos a otros, según la tolerancia individual. [4,5]

Otra diferencia entre un intolerante a la lactosa y un alérgico a la proteína de la leche de vaca, es que hay algunos intolerantes a la lactosa que pueden consumir productos lácteos con bajo contenido en lactosa, como algunos tipos de quesos, yogures, o leches bajas en lactosa. Por el contrario, una persona alérgica a las proteínas de la leche de vaca no podría tomar lácteos ni derivados lácteos.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar la IL se empleará el test de hidrógeno espirado y para la APLV el prick test, determinación sanguínea de inmunoglobulina E específica en sangre y pruebas de exposición o provocación con leche.

En ambos casos el tratamiento es una dieta de exclusión, no obstante, en la IL se suprimirán todos aquellos alimentos que contengan lactosa en función de la tolerancia individual y en la APLV se suprimirán todos los lácteos y productos lácteos por completo.

¿Quieres saber más?

Apúntate a nuestro curso de Alergias e intolerancias alimentarias para saber más sobre la IL y APLV y otras muchas reacciones adversas alimentarias.

 

[1] Ugidos-Rodríguez S, Matallana-González MC, Sánchez-Mata MC. Lactose malabsorption and intolerance: a review. Food Funct. 2018;9:4056–4068

[2] https://www.aepnaa.org/ver/leche

[3] FEAD Fundación española del aparato digestivo

[4] Infante Pina D, Peña Quintana L, Sierra Salinas C. Intolerancia a la lactosa. Acta Pediatr Esp. 2015; 73(10): 249-258

[5] Lapeña López de Armentia S, Hierro Delgado E. Alergia a proteínas de leche de vaca. Pediatr Integral 2018; XXII (2): 76 – 86

 

 

Tania Paliakova

Dietista-Nutricionista

N.col: CAT001725

Deja un comentario

WhatsApp chat