Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Blog
Por Lara Lombarte

LOS 5 PUNTOS BÁSICOS QUE NECESITAS SABER EN DIABETES TIPO 1 Y DEPORTE

La diabetes mellitus tiene su origen como término en la antigua Grecia donde se utilizaba la palabra diabetes como “tránsito, paso” aludiendo a la excesiva expulsión de orina, que es uno de los principales síntomas cuando esta enfermedad no es tratada. Por otro lado, el término mellitus, hace referencia a la palabra “miel” dado que si se observa con atención esta orina tiene un matiz amarillento que se asemeja a una disolución de miel en agua además de su sabor dulce. Hoy en día se conocen muchos tipos de DM pero este artículo se centra en la DM1.

  1. SABER QUE ES LA DM1: La DM1 se define como aquella enfermedad autoinmune que se produce debido a destrucción de las células beta del páncreas, lo que lleva a deficiencia de insulina que puede ser leve al principio, pero evoluciona rápidamente hacia la carencia absoluta de la hormona. La causa de todo esto sigue siendo desconocida, pero parece ser que algunos factores clave como la genética y tóxicos ambientales entran en juego dando lugar a fallos en el sistema inmunitario que ataca equivocadamente al páncreas. El resultado es que la glucosa que circula en la sangre (cuya concentración aumenta después de comer alimentos con hidratos de carbono) no puede entrar en las células para ser transformada a energía o almacenada por la carencia de insulina. Esto deriva en una hiperglucemia, es decir que la sangre tiene mucha más glucosa de la que puede tolerar y esto daña los vasos sanguíneos produciendo complicaciones como la retinopatía diabética o el pie diabético. Pero todo esto se produce si la enfermedad no es tratada adecuadamente, para ello la persona con diabetes tipo 1 debe administrarse insulina inyectándosela y simulando la función del páncreas en situaciones fisiológicas.
  2. TOMAR CONCIENCIA: ¿De qué? De que imitar las situaciones fisiológicas no es como sumar 2 + 2. Entran en juego muchísimos factores y más cuando se realiza ejercicio físico de cierta intensidad y con mayor frecuencia. Tener control de todos ellos es imposible, pero tener conciencia de su efecto sí que te ayudará a comprender mejor tus niveles de glucemia al realizar ejercicio. Como puedes ver en la gráfica siguiente, todo esto puede modificar tus resultados en la glucemia

3. ASEGURAR QUE SABES LOS ASPECTOS BÁSICOS.

  1. Conocer los valores objetivo de glucemia: Esto son los rangos óptimos de glucemia en los que debes moverte para garantizar que la mayoría del tiempo tus niveles de glucosa están dentro de un rango seguro para tu salud. Estos rangos son diferentes según la situación, por ejemplo en antes de las comidas se recomienda estar entre 70-145, mientras que después de ellas el rango puede ser de 90 a 180.
  2. Manejar las raciones de hidratos de carbono: Las raciones de HC son cantidades determinadas de alimento que aportan 10g de HC. Por ejemplo, 20g de arroz crudo aportan 1 ración (=10g de HC). Existen unas tablas donde podrás encontrar todas las equivalencias
  3. Tener claro tu ratio: La ratio hace referencia a la cantidad de insulina que necesitas para cubrir 1 ración de hidratos de carbono. Así, si observas que después de haber comido 1 ración de HC te has inyectado 2 unidades de insulina y la glucemia 2 horas después está dentro de rango, tu ratio es de 2. El ratio puede variar a lo largo del día (por ejemplo, puede ser de 2 por la mañana y de 1 por la noche). Así que debes observarte
  4. También es importante saber cuándo pincharte o inyectarte el bolo (¿antes, durante o después de las comidas?) así como conocer las UGP (unidades de grasa-proteína) para evitar el temido efecto de la pizza.
  5.  

 

4.CONOCER EL EFECTO DEL EJERCICIO QUE VAS A REALIZAR: El ejercicio puede consumir mayor o menor cantidad de glucosa y también producir mayor o menor liberación de glucosa por parte del hígado al torrente sanguíneo. Así que el efecto de un ejercicio puede ser hipoglucemiante o hiperglucemiante tal y como puedes observar en esta gráfica.

5. EVITAR LA INSULINA ACTIVA. Hay diferentes tipos de insulina y cada una tiene un tiempo de acción total y las de tipo rápido, además, tiene un pico de acción, es decir un momento en el cual su efecto es máximo. Por ejemplo, las insulinas ultrarrápidas tienen su pico de acción máximo entre los 30-75minutos lo cual indica que si 60 minutos después de la administración de insulina te pones a realizar ejercicio físico de tipo aeróbico tienes muchas papeletas de sufrir una hipoglucemia severa. En cuanto a los ejercicios de fuerza, dado que pueden ser hiperglucemiantes, podría caber la posibilidad de realizar ejercicio con algo de insulina activa pero ya de bajada, nunca en pico máximo.

Una vez manejes estos conceptos se pueden establecer acciones concretas sobre qué debes comer y cómo debes administrarte la insulina antes, durante y después del ejercicio para lograr unos niveles estables de glucosa y que tu DM1 no sea un factor limitante en tu rendimiento deportivo.

Si quieres saber más sobre estos conceptos y aprender a manejar mejor tu DM1 si realizas ejercicio hemos creado para ti la microformación de DIABETES MELLITUS TIPO 1 Y DEPORTE online, que puedes comenzar ya clickando aquí

 

 

Natalia Nasarre

Dietista-Nutricionista

Nº. Col.: ARA00146

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  1. Sheri R . Physical Activity and Type1 Diabetes. J Diabetes Sci technol. 2015 May; 9(3): 609-618.
  2. Riddell MC, Gallen IW, Smart CE, et al. Exercise management in type 1 diabetes: a consensus statement [published correction appears in Lancet Diabetes Endocrinol. 2017 May;5(5):e3]. Lancet Diabetes Endocrinol. 2017;5(5):377-390. doi:10.1016/S2213-8587(17)30014-1

Deja un comentario

WhatsApp chat